Las noches son cada vez más luminosas y la primavera está en pleno apogeo, así que este es el momento ideal para hacer una buena limpieza primaveral en el hogar, ¡en especial, en el dormitorio!

Aquí le daremos nuestros mejores consejos, desde mantener el desorden a raya hasta renovar el espacio, para crear un paraíso primaveral perfecto:

1. Terminar con el desorden: el verano está en camino; por eso, el nuevo mantra para tener un dormitorio cómodo es «que sea luminoso y aireado». Si ha pensado invertir en una cama nueva, puede comprar una que tenga espacio de almacenaje oculto y fácil de abrir en el canapé, para guardar desde zapatos y prendas, hasta ropa de cama, ¡se sorprenderá de lo mucho que puede esconder allí!

2. Limpiar las telarañas: al igual que el resto de la casa, su ropa de cama también necesita una limpieza profunda para garantizar que no se acumulen gérmenes, polvo y ácaros. Limpie sus edredones y almohadas (con un lavado convencional o en seco) cada dos o tres meses para una mayor frescura.

3. Desterrar las mantas: ahora que el invierno ha terminado, ya puede guardar sus mantas. Si usó un edredón más pesado durante los meses más fríos, cámbielo por uno más liviano: alrededor de 9 o 10,5 es el peso más adecuado para el verano. Trate de usar una sábana de algodón debajo de su edredón si necesita un poco más de abrigo.

4. Elegir luminosidad: cambie la ropa de cama de colores oscuros y opacos por tonos y texturas más neutros y claros. Esto transformará instantáneamente el aspecto de su habitación, que dejará de ser un capullo de invierno para transformarse en un oasis primaveral sin tener que cambiar la decoración.

5. Rotar: finalmente, no olvide rotar su colchón para refrescar y despertar esas suntuosas capas naturales de relleno. Dar vuelta y rotar el colchón sirve para refrescar la superficie de descanso, reduce las impresiones del cuerpo y le devolverá esa hermosa sensación de tener un colchón nuevo.

Fuente: HypnosBeds